Relación perros-niños I: ¿Qué hacer antes de que llegue el bebé? ¿Cómo preparo el terreno?

¡Hola preciosas!

Hoy queria hablaros de un tema que me apasiona porque conjuga a 3 seres que siempre me sacan una sonrisa. Muchas sabéis que convivo en un piso con 2 labradoras, una beis y otra negra. Las dos llegaron antes a mi vida que Carlitos y yo también tuve mis dudas y mis miedos cuando el niño llego a casa. No sabía muy bien como iban a reaccionar Lua y Bagheera; y la verdad que me agobiaba mucho porque para mi ellas dos son indispensables en mi vida.

Sé que algunas pensareis que es una locura y que es mejor que los perros no estén con niños, pero mi opinión es que si están vacunados y con la desparasitación y pulguillas en orden no tiene porqué haber ningún problema. Evidentemente, los perros tienen que ser buenos y tranquilos, pero yo creo que todos aquellos que queremos a los animales, criamos mascotas buenas y cariñosas. Las mias son un saco de mimos. jejeje.

Me gustaría contaros como preparé la casa antes de que llegara el niño para que ellas se fueran acostumbrando a los cambios y que no fuera todo de repente y asociaran dichos cambios a la llegada del pequeñajo. Lo más importante es que tengáis claro con vuestra pareja que cosas queréis que cambien en ellas a partir de la llegada del bebe. Es decir, si no queréis que ellas se suban a la cama o que entren en una determinada habitación deberíais empezar a hacerlo desde que sabéis que estáis embarazadas. Además tenéis que hacer un frente común y que las normas seas adoptadas por todas las personas que vivan en vuestra casa.

Yo personalmente cambie estas cosas:

  1. No las deje subir a la cama ni al sofa desde que supe que estaba embarazada. Fue complejo porque la verdad es que en ese sentido hacían un poco lo que les daba la gana, pero hoy por hoy respetan mucho los espacios. Me pareció importante aportar esa medida porque si el niño estaba en la cama por las noche podrían hacerle daño sin querer subiendo o bajando.
  2. Mi pareja empezó a bajarlas más que yo. Antes era indiferente y concretamente yo bajaba un montón a Lua (que aunque suene mal es mi debilidad… jejeje) y decidí que era conveniente que cada vez las bajara más él. Sabía que cuando naciera Carlitos era muy probable que los primeros meses no pudiera pasear nada con ellas y no quería que sintieran de golpe que a cuenta del niño ya no las bajaba.
  3. Compré peluches para el niño y les eche la colonia que pensaba ponerle a Carlitos. Se los dejé oler desde el principio pero las reñía si querían mordelos. Cuando llegó la mini cuna utilice la misma colonia y la dejé en un sitio donde la pudieran oler.

Yo no tenía problema en que entraran a la habitación de Carlitos así que las dejé entrar desde el primer momento; pero si vosotras no queréis, deberíais empezar a prohibirlo mucho antes de que llegue el peque.

Espero que estos consejos os sirvan ire subiendo mas cosas sobre como hacer que las cosas vayan bien entre ellos. La verdad es que es precioso cuando los ves juntos jugando.

Espero que os haya resultado interesante y para muestra un botón. Ahí estamos los cuatros y ya veis que ellas ni se inmutan. Es un video del verano pasado.

Un abrazo fuerte.

Bea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s